Busca Reforma

Busca Reforma

 

 

Ciudad de México.- Un sistema de carrera judicial y la asignación de nombramientos de jueces y magistrados por concurso de oposición, son claves para desterrar la corrupción, el nepotismo y las complicidades en el Poder Judicial, para que la gente realmente tenga acceso a una justicia pronta y expedita.

Manifestó este día Cristóbal Arias Solís, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales del Senado de la República, entrevistado por Grupo Imagen con relación a la reforma al Poder Judicial que se discute en la Cámara Alta.

El senador por Michoacán consideró que los nombramientos de jueces y magistrados mediante concursos de oposición, privilegiando un sistema judicial de carrera, son aspectos importantes para eliminar el influyentismo y el compadrazgo en la estructura y áreas del Poder Judicial, que han llegado a generar redes de complicidad, nepotismo y corrupción.

Necesitamos garantizar que haya transparencia en la designación de cargos y rendición de cuentas, más allá de la necesaria capacitación, profesionalización y un servicio de carrera judicial, señaló.

A pregunta expresa, dijo que haber sometido la propuesta de reforma a la figura del Parlamento Abierto buscó recoger los planteamientos e inquietudes de especialistas, académicos y de la sociedad en general para enriquecer la iniciativa presentada por el Poder Ejecutivo, con el concurso del Poder Judicial, “ya que a nadie escapa que la justicia está distante y ajena a la sociedad”.

El senador por Michoacán reconoció que en muchos casos la justicia es lenta, tortuosa, llega tarde o de plano no llega y se queda en la impunidad, “es inconcebible que no haya sentencias, que no haya resoluciones” para la gente que demanda justicia.

Arias Solís añadió que, por otra parte, la gente tampoco denuncia porque hay desconfianza y corrupción en las instituciones procuradoras de justicia, como la extinta Procuraduría General de la República, donde la delincuencia tenía las manos metidas.

“Por eso venimos haciendo una serie de reformas, para crear nuevos ordenamientos jurídicos e instituciones, como la Guardia Nacional, para la prevención del delito, y la Fiscalía General de la República en lugar de la Procuraduría, para una verdadera procuración de justicia, y ahora vamos a una reforma del Poder Judicial”, abundó.