Con el gobierno de la 4T, cada mexicano debe 78.2 mp debido al endeudamiento federal: Fanny Arreola

Con el gobierno de la 4T, cada mexicano debe 78.2 mp debido al endeudamiento federal: Fanny Arreola

 

Apatzingán, Mich.- Cada mexicano carga a cuestas una deuda de 78 mil 200 pesos, gracias a los endeudamientos acumulados por el gobierno de la autodenominada Cuarta Transformación en nuestro país, condenó la diputada Fanny Arreola Pichardo, coordinadora de la Representación Parlamentaria de la 75 Legislatura del Congreso del Estado.

La diputada por el Distrito de Apatzingán refirió que a septiembre de 2021, el gobierno federal acumulaba un monto total de deuda, entre interna y externa, de 9 billones 858 mil 418.4 millones de pesos, lo que representa una carga por mexicano de 78.2 mil pesos, incluidos aquellos que acaban de nacer.

Apuntó que pese a sus discursos, la tónica del endeudamiento ha sido constante en el proyecto de la 4T, a tal punto que de diciembre de 2019 a la fecha, ha incrementado en más de 1.3 billones de pesos la deuda federal.

“En ningún caso vemos un comportamiento que aminore la carga que adeuda México tanto en lo interno como en lo externo, por el contrario, los datos de la propia Secretaría de Hacienda y Crédito Público son contundentes y evidencian cómo se ha hipotecado el presente y futuro de México”.

Refirió que hoy día el saldo de la deuda interna neta federal asciende a 7 billones 738 mil 642.5 millones de pesos, mientras que la externa es de 2 billones 119 mil 775.9 millones de pesos.

Fanny Arreola apuntó que actualmente la deuda neta del Gobierno Federal representa el 37.8 por ciento del Producto Interno Bruto Anual, lo que representa un incremento de 2.9 puntos porcentuales respecto al 34.9 por ciento registrado al cierre de 2019.

“Es sumamente preocupante ver cómo la tónica del endeudamiento es política de la actual administración federal, misma que prevé replicarse en estados como Michoacán, con un gobierno emanado del mismo origen político”.

Lamentó que frente a lo evidente, se pretenda engañar a la población asegurando que las deudas no son deudas, maquillando la manera en que se compromete las posibilidades de desarrollo a futuro.