Covid-19: en Apatzingán la estadística pudiera estar corta, frente a la realidad

Covid-19: en Apatzingán la estadística pudiera estar corta, frente a la realidad

Apatzingán, Mich.- El número de casos de Covid-19 en Apatzingán podría ser mayor al que refleja la estadística diaria, si se toma en cuenta que se han presentado neumonías que no han sido atendidas en hospitales de la Secretaria de Salud, sino sólo de manera doméstica.

Tal situación se refleja en testimonios de apatzinguenses que han sido atacados por tos seca, comezón y dolor de garganta al toser, ojos rojos y llorosos, agudos dolores desde el pecho hasta el estómago, dolor de cabeza y dificultades para respirar.
Así lo dio a conocer un seguidor de Contactv y amigo personal de quien esto escribe desde hace veinte años, cuyas iniciales son M.M., y quién silicitó no ser revelada su identidad por dos razones: temor al rechazo social y a ser sometido a un nuevo periodo de aislamiento, ya que durante quince días permaneció en su casa en cama y bajo consumo de paracetamol y otras sustancias.
Nuestro contacto lo explica así: “comencé hace quince días con los ojos llorosos, después comencé a sentir un fuerte dolor en el pecho que me bajaba hasta el estómago, como si fuera gastritis, al grado de que, si estaba sentado y me paraba, sentía que se me desgarraba el pecho, como si me lo abrieran”.
M.M., quien hace varios años trabajó en la administración pública municipal, prosigue: “luego tuve dificultades para respirar, aunque no como refieren de otras personas, pero sí llegué a tener problemas al inhalar aire; me sobrevino un dolor de cabeza que no se me quitaba a con nada, y una tos seca con fuerte dolor de garganta y comezón al toser. Me la vi pelada y se siente regacho”.
Un tanto tranquilo durante la llamada telefónica que Contactv le hizo luego de recibir un audio por Whatsapp en el que daba algunos pormenores de su experiencia, M.M., agregó: “lo peor ya pasó y después de quince días de aislamiento me siento recuperado al noventa y cinco por ciento, ya con ganas de salir a trabajar, por eso no quiero que alguna autoridad de salud me vaya a meter en una nueva cuarentena”.
Sin embargo M.M., no fue sometido a prueba alguna para determinar si padecia Covid-19, por lo que la pregunta se hizo obligada: ¿Cómo sabes que tu enfermedad era Coronavirus?, y sobrevino la respuesta:
“yo creo que era Coronavirus por los síntomas que han sido difundidos ampliamente por los medios informativos, aunque la verdad nunca tuve un diagnóstico médico ni oficial, ni privado.. La verdad no fui a ver a ningún médico y me atendí yo en mi casa, ya que vivo solo”.
Y soltó un comentario más: “pero tengo otros tres amigos que pasaron por lo mismo que yo hace unos días”.
Esto último dicho por M.M., es, de alguna manera, preocupante, ante una sociedad que en alto poecentaje no cree en la existencia del Covid-19 y, peor aún, el comentario vaticina que la estadística oficial de 25 casos de la enfermedad en esta localidad, pudiera quedar corta ante lo que pudiera ser la otra realidad. La de los contagios no contabilizados.

Mordaza de Cofepris a medicina y laboratorios privados

Por separado de lo anterior, a inicios de la crisis sanitaria en Michoacán, cuando todavía se presumían “cero casos” en Apatzingán, se presentaron en el municipio enfermos con sintomatología sospechosa, ante médicos privados, quienes ordenaron a los enfermos estudios de laboratorio, pero el propio gobierno del estado, a través de la Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) prohibió mediante una circular entregada en los propios laboratorios apatzinguenses realizar cualquier tipo de estudios relacionados con el Covid-19, pero, sobre todo, hablar o emitir opiniones públicas o a través de los medios, acerca de la enfermedad.
El prestigiado químico farmacobiólogo cuyas iniciales son A.C., de esta ciudad, aceptó hablar con Contactv, bajo compromiso de no revelar su nombre, pues podría tener represalias oficiales ante la advertencia recibida.
“En el mes de marzo un médico de la tenencia de Las Colonias Cenibio Moreno me envió un paciente para que le realizará unos estudios clínicos para dilucidar la razón por las cuales el enfermo padecia de altas temperaturas y otros síntomas que indicaban se trataba de una neumonía”.
“El resultado de laborario indicaba que el padecimiento se dirigía hacia el Covid-19, sin embargo, cómo en Apatzingán no hay posibilidades de aplicar la prueba concreta en laboratorios privados, todo quedó en la síntomatología”, expuso A.C.
“En una plática que sostuve con el médico responsable de la paciente, supe que presuntamente, está había sido contagiada por un pariente que llegó a Las Colonias Cenobio Moreno, procedente de Morelia, pero no sólo eso, sino que otras once personas allegadas a la familia presentaban mismos síntomas en la misma comunidad”.
Los anteriores testimonios carecen de sustento oficial por las razones ampliamente explicadas en cada caso, pero sirven para ofrecer una idea de la situación real de contagios que se padece en el municipio de Apatzingán, en caso de que, efectivamente, se trate de casos de 1.