Gobiernos cumplen a maestros: Astudillo

Gobiernos cumplen a maestros: Astudillo

Apatzingán, Mich.- En tiempos de pandemia ha sido respetado el salario y prestaciones de.los trabajadores de la educación, compromiso que ha sido cumplido por los gobiernos federal y de los 32 estados, destacó en entrevista Héctor Astudillo García, presidente de la Comisión Ejecutiva Estatal de la Sección 18 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE). Agregó que los problemas que se tienen en Michoacna en la relación gobierno-maestros, son producto de los excesos cometidos en otros años, ya que se crearon 25 mil plazas estatales.
En los momentos de informar lo anterior el profesor Héctor Astudillo García, , al ser entrevistado en esta ciudad momentos después de haber realizado un recorrido para hacer la entrega de algunas tabletas y otros equipos de trabajo a algunos alumnos de distintas colonias que solicitaron dicho material a sus profesores para poder estudiar en sus casas bajo el nuevo sistema implementado a raíz de las medidas de prevención y protección que se están tomando para evitar el contagio de la pandemia causada por el Coronavirus, en una jornada coordinada por el profesor Crescenciano Reyes Navarro, representante sindical en este municipio.
Al día de hoy, agregó Héctor Astudillo, con 32 mil trabajadores estatales en el magisterio el dinero no alcanza para regularizar, primero los sueldos, las prestaciones y las obligaciones obrero-patronales que tienen que ver con la seguridad social. El Gobernador tiene tres años insistiendo en que es una necesidad de más de cinco mil millones de pesos y nosotros como sindicato hemos buscado los mejores mecanismos para que las finanzas públicas se vayan saneando, pero no a costo del dinero de los maestros; nuestra exigencia es que se paguen de manera puntual las quincenas, que se paguen todos los bonos, que se paguen las prestaciones, con una diferencia: nosotros no secuestramos la vida pública, no cerramos carreteras, ni tomamos vías y lo más importante, no suspendemos clases, porque los niños no tienen la culpa del desorden financiero que existe en la entidad