La Política en Línea

La Política en Línea

Por Jesús Bedolla Nava

Un vídeo hecho circular en redes sociales hace una semana dejó mal parada a la síndico Yuridia Ramírez Albarrán, quien, en aparente estado de ebriedad, confrontó a elementos de Policía Michoacán y profirió insultos en contra del presidente José Luis Cruz Lucatero.
El yerro fue cometido quince días antes, por tanto la divulgación del material tuvo fines meramente políticos, precisamente unos días después de que Antonio Cruz Lucatero -hermano del alcalde- declarara su ingreso a Morena bajo el padrinazgo de Alfredo Ramírez Bedolla.
Antonio Cruz es el líder de “Juntos Somos Mejor”, grupo al que pertenece la funcionaria en desatino.
Cierto es que nada justifica a Yuridia Ramírez Albarrán y los insultos en contra del actual presidente ameritan una sanción ejemplar, pero el Congreso del Estado no ha tomado cartas en el asunto, pues corresponde al poder legislativo tomar decisiones al respecto.
Sin embargo poco importa la ofensa a la investidura edilicia, cuando lo que se persigue es mermar la fuerza política del grupo al que la funcionaria pertenece.
Desde luego que el exceso cometido es una muestra de la prepotencia que suelen practicar quienes no digieren correctamente un espacio de poder público. Aquí queda claro que suele ser tan malo el pinto, como el colorado, es decir, no es asunto de partidos o ideologías políticas, sino de sensibilidad y respeto a las investiduras, las jerarquías y a la sociedad misma.
Se antojaba prudente el ofrecimiento de una disculpa pública a la sociedad apatzinguense por parte de Ramírez Albarrán, pero hasta el momento eso no ha ocurrido, a una semana de haberse dado a conocer el bochornoso material.
*****
Los partidos en contienda tienen la obligación de ofrecer sus mejores opciones a la ciudadanía en las elecciones de 2021.
Igual deben de renovar rostros debido a que, desgraciadamente, el tema de la reelección despertó en quienes ya ocupan un cargo público pasado por las urnas, el interés de perpetuarse porque la ley se los permite.
Un ejemplo claro es el regidor Iván Santamaría Granados, quien suma ya dos periodos en el Ayuntamiento y parece que quiere mas.
Un rostro que sería interesante ver en la lista de candidatos a las regidurías sería seguramente el de Guillermo Arreguín Ceja, quien ha demostrado desde los cargos públicos que ha ocupado tener la capacidad de hacer llegar propuestas importantes a la mesa de discuciones del cabildo.
Pertenece al mismo grupo de Iván Santamaría Granados, por tanto es coequipero de Antonio Cruz Lucatero, luego entonces merece la oportunidad de contender en las próximas elecciones.
Más rostros frescos los hay en todos los partidos, como es el caso de Eduardo Delgado Bedolla, del PRD, entre otros.
*****
El número de incrédulos en el Coronavirus ha disminuido conforme ha crecido la cifra oficial de contagiados, y la extraoficial de personas que han tenido todos los síntomas, aunque ni siquiera se hayan hecho la prueba.
Y es que hubo para quienes fue necesario enfermar o tener un caso en la familia para convencerse de que no se trataba de un invento del gobierno, sino de una realidad que ha cobrado cientos de.miles de vidas en todo el mundo.
Aún así, todavía quedan por allí algunos cuya ignorancia es a toda prueba, al grado de que insisten en que la enfermedad “se inyecta en los hospitales”, por eso muere la gente.
Quizás al sector salud le faltó explicar en detalle algunos puntos finos de la información respecto al Covid-19, como por ejemplo:
1.- Los síntomas son múltiples y variados (flujo nasal abundante, dolor de cabeza, dolor de ojos, dolor de huesos, gripe, tos seca e insuficiencia respiratoria, entre otros) y una persona puede padecerlos todos al mismo tiempo, o sólo alguno o incluso uno, aunque puede contagiarse y no sentir molestia alguna por ser asintomático.
2.- De todos los síntomas el más grave y mortal es la insuficiencia respiratoria, pues generalmente ocurre cuando el paciente llega a la trombo-embolia pulmonar y comienza a registrar bajos niveles de oxigenación, lo cual hace que otros órganos vitales colapsen y sobrevenga la muerte por múltiples insuficiencias.
3.- Los pacientes sólo son hospitalizados cuando registran insuficiencia respiratoria, en cuyo caso son considerados graves, por tanto su pronóstico es reservado y lo mismo pueden sanar, que morir, de ahí la creencia de que en el hospital “los matan”.
4.- Luego entonces, paciente que sólo registra síntomas gripales pueden convalecer o someterse a cuarentena en casa, ya que no será internado en ningún hospital Covid-19, en tanto no entren en fase de gravedad por insuficiencia respiratoria y baja oxigenación.
Los anteriores puntos tienen como fin disipar la duda respecto al índice de muertes por Covid-19 en los hospitales, ya que la cruda realidad es que cuando alguien requiere de hospitalización ingresa con un pie en la vida y otro en la muerte, desgraciadamente.
Hasta la próxima.