Política en Línea

Política en Línea

* La política, toda una charlotada

La política se convirtió en una verdadera charlotada: alianzas partidistas sin respaldo ciudadano; políticos indigestos por el exceso de poder; otros, débiles por lo que creen ser y no son; algunos fortalecidos por sus estructuras personales, pero sin partido que los cobije y, de plano, otros que no son otra cosa que aspirantes de «serrín» o «aserrín», es decir, irrelevantes, que lo suyo es estar siempre a ras de piso.
La semana que termina hemos tenido varios eventos en los cuales ha habido posicionamientos diversos, todos de parte de exponentes que hablan según les va en una danza que parece aquel viejo juego de «la silla», en donde todos bailan alrededor de un determinado número de esas y al apagar la música, todos buscan asiento e invariablemente un jugador queda fuera.
En orden cronológico, fueron los diputados del Partido del Trabajo (PT), Mauricio Macedo, en su calidad de responsable político de ese instituto, y Francisco Huacus, legislador por el 12 distrito, quienes le pusieron el cascabel al gato y levantaron ámpula entre los morenistas de esta región, al señalar que las candidaturas a las diputaciones federal y local, así como a la alcaldía de Apatzingán, serían impuestas por ese partido, por tanto correspondían a sus militantes.
Con la difusión de esa especie, borraron de un plumazo las aspiraciones a esos cargos de por lo menos media docena de simpatizantes de Morena, quienes habían alimentado ilusiones durante meses, entre ellos el actual presidente de Apatzingán, José Luis Cruz Lucatero, así como el MVZ Aldo Gutiérrez Aguirre, el abogado Elpidio Arreola Bonilla, el odontólogo Andrés Vega Estrella, el médico oncólogo David Eliseo Barajas Torres, el licenciado José Luis Mata Álvarez, y algunos otros de menor relevancia.
El acuerdo de la alianza Morena-PT para está demarcación en el sentido de que en el municipio será propuesta como candidata a la alcaldía una mujer y a las diputaciones federal y local sendos varones, de inmediato retrató en la mente del colectivo político y ciudadano al propio legislador federal Francisco Huacus como aspirante a la reelección, y a su esposa, la regidora Blanca Azucena Álvarez Chávez, como posible abanderada a la presidencia apatzinguense.
Cronos nos presentó al otro día la inconformidad del actual presidente municipal, José Luis Cruz Lucatero, quien, a su vez, quiere ser reelecto en el cargo, y quien calificó como «una argucia» de Toledo y Huacus para sacudirse de un brochazo a todos los aspirantes y dejar el camino listo para un proyecto de familia, muy al estilo del PT.
El edil Cruz Lucatero alzó la voz para protestar y exigir la disolución del vínculo Morena-PT al sumarse al pronunciamiento de Apolonio Albavera, presidente del Consejo Político de los ‘morenos» en Michoacán y, apenas enseguida, la combativa profesora María del Carmen Zepeda Ontiveros hizo lo propio en redes sociales al exigir que no haya «matrimonio» entre éstos dos partidos en Michoacán, al considerar que no hay equidad pues «toda el agua fue encauzada por un sólo surco».
La mañana de este próximo domingo, Zepeda Ontiveros realizará un pronunciamiento público en el jardín a los Constituyentes de 1814 en contra de la alianza Morena-PT, en Michoacán.
Tras el pronunciamiento de José Luis Cruz Lucatero, sobrevino la respuesta de Macedo y Huacus, quienes estuvieron presentes en esta ciudad para hacer tres posicionamientos sobre el mismo tema, contradictorios unos de los otros, en una rueda de prensa de tercios.
Primer tercio: ambos sostienen como legítimo, congruente democrático y equitativo el acuerdo de que en Apatzingán la candidata a la presidencia municipal sea una mujer, y a las diputaciones federal y local, sean varones, aunque haya suspicacias al respecto.
Segundo tercio: ante una serie de preguntas contundentes, sobre todo una del comunicador Ricardo Maldonado, quien preguntó sobre la ausecia de algún representante de Morena que validara el acuerdo dado a conocer por los petistas, ambos diputados señalaron que pudiera ser que se tomara en cuenta a un morenista entre los candidatos a los tres cargos de elección popular.
Tercer tercio: la intención de los cuestionamientos no cedió, sobre todo porque ambos legisladores comenzaron a evadir repuestas concretas a preguntas concretas, y en ese dar de vueltas, terminaron por reconocer que «los candidatos pueden ser hombre o mujer, bien sea del PT o de Morena».
Al cierre del encuentro con la prensa, y como última respuesta, Huacus Esquivel se sacó una última respuesta de la manga: «en política, lo único seguro es la incertidumbre».
Los argumentos de los morenistas para exigir ser tomados en cuenta en las candidaturas tienen lógica, pues desde el punto de vista de medición de fuerzas, en el episodio 2018 los candidatos del PT llegaron a sus cargos gracias a los votos en favor de Morena.
Por ejemplo, en el municipio de Apatzingán el PT, por sí solo, obtuvo alrededor de 2,700 votos, en tanto que Morena superó los 13 mil; en el distrito federal 12, compuesto por once municipios, los candidatos petistas rebasaron los siete mil sufragios, en tanto que Morena estuvo por encima de los 40 mil.
Son argumentos de sobra válidos para elevar protestas, aunque, a decir verdad sobre la realidad de Morena, es apenas en la elección 2021 en la que nos daremos cuenta de su consistencia, debido a que no cuenta con comités municipales, adolece de militantes, no cuenta con estructuras y, algo sumamente importante es que Andrés Manuel López Obrador, otrora imán de taquilla, no va en las boletas electorales.
*****
Pero «si a Chalma vamos, las mismas campanadas se escuchan», decía mi madre para señalar la similitud de actitudes entre dos personas o dos circunstancias.
Por ejemplo, en la alianza «Equipo por Michoacán» no cantan mal las rancheras y desaprovechan las circunstancias que sobre la mesa ponen PT-Morena, pues, igual, PRI-PRD-PAN, optaron por los «carros completos», según cada distrito, y no dejaron al resto de sus coaligados ni una migaja que los incentive a a acudir a las urnas.
Resulta que el acuerdo es que los candidatos sean de sólo un color en cada distrito, y no hay intercalación de equidad política en ninguna de las geografías.
En Apatzingán, las tres candidaturas son para el PRI, ya que a la presidencia municipal tendrá que ser posteado un varón, en tanto que a las diputaciones federal y local tendrán que ser postuladas sendas mujeres.
A nivel cupular los partidos se despacharon a satisfaccion los distritos, de tal manera que el reparto fue parejo en criterio, no así para los militantes de las diferentes regiones, pues mientras unos recibieron bastedad, los otros (en el caso de nuestra región el PRD y el PAN) no recibieron ni un mendrugo para mitigar su hambre de participación. Acaso por allí obtengan boronas o moronas, mediante candidaturas a las regidurías.
Los jerarcas estatales de los tres partidos están satisfechos pued tocó a todos candidaturas por igual.
Ahora tendrá que venir el líder panista a convencer a sus correligionarios en Apatzingán de que tienen que votar aquí por los candidatos priístas, tan sólo porque en Sahuayo le tocaron las tres posiciones al blanquiazul. Viceversa: el dirigente priísta tendrá que acudir a Sahuayo a convencer a los priístas de aquel lugar de votar por el PAN, porque en Apatzingán son del tricolor los tres candidatos. ¡Anden, jovenazos, repórtense!
Por lo pronto, en Apatzingán, uno de.los perfiles que cobró fuerza por género y por aspiración presidencial, es Sergio Ochoa Vázquez, entre algunos otros que seguramente se inscribirán o por lo menos han dado a conocer sus intención, como son los casos de Jorge Luis Castañeda y Uriel Chávez
*****
En otro comentario le diremos a usted que Antonio Cruz Lucatero, el ex presidente municipal y ex diputado local, tiene un panorama difícil en frente porque sus deseos de ser legislador al Congreso del Estado de nueva cuenta, no encuentran cobijo en partido alguno.
¿Lo podría mandar Morena-PT a la competencia, en una negociación por Paco Huacus?
No perder de vista que la estructura de Toño le serviría a Paco.
No obstante por otras vías en Morena-PT han sido reacios a recibir al cachorro de los Cruz, y cuando se hablaba de la posibilidad de que fuera propuesto como candidato del PRD en la famosa alianza con el PRI y el PAN, no le es favorable el asunto del género, así que tendría todavía la ruta «Independiente», en caso de que el calendario electoral lo permita aún.
Antonio Cruz tiene a favor una sólida estructura que lo sigue hasta el infierno, si es preciso, porque es gente que le es fiel, por encima de siglas y organizaciones.
*****
El resto de los que adquirieron calidad de candidatos tan sólo porque solicitaron su registro como tales, están como la ronda de Los Maderos de San Juan: «aserrín, aserrán, los maderos de San Juan, piden pan, no les dan, piden queso, les dan hueso, piden vino, sí les dan, se marean y se van»…
Hasta la próxima…