Política en Línea

Política en Línea

Por Jesús Bedolla Nava

No tengo predilección política por nadie, mucho menos por Cristóbal Arias Solís, a quien no considero desde ninguna perspectiva como un michoacano de veras merecedor de una candidatura al gobierno del estado, porque estoy convencido de que no sería un buen gobernador.
Ya he expuesto mis razones en por.lo menos tres entregas anteriores, por tanto en esta ocasión evitaré repetir lo que ya he dicho, pues tampoco tengo una consigna en su contra.
Arias Solís tiene un error en su pasado por todos conocido. Por ello tuvo una denuncia penal en su momento, pues alguna diferencia de las cotidianas en pareja, lo llevo en aquel entonces a cometer un ilícito cuyo proceso no sé yo, o por lo.menos no recuerdo, en qué terminó.
Razón de sobra tienen los colectivos feministas para protestar en contra de un presunto agresor de mujeres. Argumentos varios tienen para exigir no sean incluidos en candidaturas al gobierno del estado, sin embargo creo que los pronunciamientos en contra del de Churumuco tienen promotores políticos, más que defensores sociales.
Me llama poderosamente la atención que surjan defensores de la.mujer ahora mismo en contra de Cristóbal Arias, mismos que nunca aparecieron cuando se convirtió en candidato al Senado de la República, no obstante que también es un cargo de elección popular y en su momento nadie se acordó de error alguno cometido por él contra alguna mujer.
En 2018 llegó a la elecclón sin que nadie se acordara de aquella presunta afectada, María Ortega, esposa del propio crucificado este día.
Desde mi punto de vista Arias Solís no sería un buen gobernador, pero de que en su contra trae las aguas agitadas por cuestiones de intereses.politicos, más que por su presunta misoginia, me queda más que claro.
Hago este comentario para que los feministas de ocasión sean siempre de una sola pieza y si se sienten agraviados por algún agresor de muejres, se.manifiesten lo mismo si el sujeto.compite por una encargaría del orden, que por el gobierno de un estado.
*****
En otro rumbo, quiero comentar que el Partido de la Revolución Democrática dista de ser una organización política perfecta, tal y como lo pretenden hacer ver sus dirigentes y recalcitrantes seguidores.
El PRD cometió dos graves errores en el pasado, concretamente en 2006 y 2012, al otorgar la candidatura a la presidencia de.la República a Andrés Manuel López Obrador y sólo la bendita derrota pudo salvar al partido de ser recriminado socialmente.
De otra manera no me explico cómo es que el PRD fustiga al ahora presidente cada vez que se refieren a los males que padece el país y le dejan caer con todos los kilos al tabasqueño.
Me preguntó si López Obrador hubiera sido el mismo como presidente de la República surgido del PRD, como lo es ahora de Morena.
El más reciente dirigente estatal del sol azteca, Juan Bernardo Corona Martínez, y el actual, Víctor Manríquez González no pierden la oportunidad de salpicar con recriminaciones el actual ejercicio político de López Obrador, tácito reconocimiento a.sendas equivocaciones del PRD en 2006 y 2012.
Hasta la próxima.