Política en Línea

Política en Línea

Por Jesús Bedolla Nava

Murió el 13 de septiembre de 2021, en tierras guanajuatenses, a los 89 años de edad.
La noticia no corrió como reguero de pólvora, pues apenas nos enteramos cuando fenecía el año, es decir en los últimos días de diciembre del mismo 2021 ¡Más de tres meses después de sus deceso! en tiempos en que cinco minutos bastan para que se difunda una noticia por todo el mundo.
En vida fue ignorado y hasta tachado de lunático por su extrovertida forma de ser y de expresarse, a más de su peculiar estilo para decir sus verdades.
Siempre dijo ser el fundador de la Cruz Roja Mexicana en Apatzingán, así como del H. Cuerpo de Bomberos, pero el común era que se le negaran esos créditos, aunque durante años lo hayamos visto en un vetusto camión cisterna, propio de un museo, recorrer las calles de Apatzingán a más de 30 kilómetros por hora con rumbo a sofocar incendios ante la incomprensión y en icasuones rechifla de la gente que escuchaba el ulular de la sirena y el ruidoso motor de dicho carro de bomberos, contrastante con su lento desplazamiento hacia las conflagraciones.
Periodista de toda la vida, recorría en autobús el estado de Michoacán e incluso parte de Jalisco, para distribuir de mano en mano su tabloide informativo, “El Paladín”, cuyo volumen semanal se redujo al final a dos cuartillas dobladas por la.mitad con información. También había sido afectado por la tecnología que golpea a los impresos.
Sus últimos 22 años de vida, caminó con la ayuda de muletaa, ya que en el año 2000 sufrió una vidente al caer de un camión urbano en La Barca, Jalisco, por lo que resultó con fractura ósea en una de sus extremidades inferiores, lo que lo postró en cama durante varios meses, pero desde allí trabajaba.
Se curo parcialmente.si. recurrir a médicos: él solo se atendió con la.inmovilizacion de su pierna con vendajes y la mantuvo colgada del techo de su casa por no sé cuanto tiempo, mientras se aplicaba remedios caseros.
Volvió a caminar, aunque con muletas, pues la auto atención no tuvo resultados perfectos. Aún así volvió a la brega informativa y a difundir, si restricción alguna, sus pláticas y críticas contra el sistema de gobierno, del cual siempre asumió ser víctima.
Don Sergio Gomar Yebra, falleció, en el estado de Guanajuato y queda como parte de sí mismo y de su forma de ser la estación de bomberos “Raúl Gomar Madriz”, en honor a su hijo fallecido por problemas relacionados con el cáncer, cuando aún era bombero voluntario al mando de su padre, y toda una historia motivada por sus propia personalidad.
Este martes le reconocerán las autoridades lo que en vida siempre se le negó: la fundación del H. Cuerpo de Bomberos, por tanto será objeto de un homenaje póstumo.