Tiroteos simulados mantienen en jaque a las fuerzas del orden público, en tierracaliente

Tiroteos simulados mantienen en jaque a las fuerzas del orden público, en tierracaliente

Apatzingán, Mich.- Los tiroteos que se han registrado al sur del municipio de Buenavista, precisamente en las comunidades de Pinzándaro, Catalinas, El Crucero, entre otras, son, en su mayoría, simulaciones de células del crimen organizado para mantener en jaque a las autoridades policiacas y militares, las cuales se han convertido en “limpia-carreteras”, a uso y abuso de los propios grupos armados.
Así lo dieron a conocer habitantes de esas poblaciones, quienes, sin embargo viven en la zozobra anteel riesgo encontrarse en algún momento en el lugar equivocado, o bien ser víctimas de una “bala perdida” a causa de las ráfagas de proyectiles que se detonan generalmente al aire por individuos que primeramente bloquean las carreteras para obstaculizar el paso de las autoridades, y después dan rienda suelta a su gusto por jalar el gatillo.
Tal y como ha ocurrido los últimos 22 días en esa zona de la región, los lugareños prevén la posibilidad de que los disparos sean con el animo de llamar la atención de las autoridades para que acudan a las comunidades donde se hacen los disparos y sean estas las que finalmente se enfrenten a los grupos antagónicos, como una especie de estrategia que permita a unos y otros grupos delincuenciales se les limpie de enemigos el escenario.
Sin embargo, también se ha detectado que mientras se escuchan las detonaciones o presuntos enfrentamientos en las áreas pobladas, las fuerzas armadas encargadas del orden público se encuentran distraídas en desbloquear las carreteras que los propios facinerosos obstaculizan con vehículos de todos tamaños principalmente camiones de carga pertenecientes a empresas repartidoras de productos, en la región del Valle de Apatzingán.
En todo caso no se percibe la intención de las fuerzas del orden público por detener a los infractores de la Ley de Armas de Fuego y Explosivos, quienes con el sólo hecho de portar armas, ya se convierten en delincuentes en los términos legales.
Videos que se han hecho virales -por lo menos en esta región- muestran cómo los propios delincuentes filman mientras sostienen presuntos enfrentamientos contra grupos antagónicos, o bien realizan pronunciamientos en favor de tal o cual cabecilla de organización criminal, e incluso con uniformes tipo militar y los rostros cubiertos con pasamontañas, así como la portación de ajuares bélicos completos y armas de alto poder, bailan al ritmo de “La Chona” en las huertas de limón donde generalmente se apostan para realizar sus disparos.
Mientras tanto, el gobierno del estado y las mesas de seguridad cabezados por el gobernador Silvano Aureoles Conejo, hacen todos los días pronunciamientos de combate frontal a la delincuencia organizada en Michoacán, sin que hayan logrado disminuir las detonaciones de arma de fuego de alto poder en lo que se refiere a las comunidades del noroeste de Apatzingán y suroeste de Buenavista, según consta en videos y audios que los propios habitantes de las comunidades mencionadas captan al momento en que se realizan los presuntos enfrentamientos.